Crazy ex girlfriend cactus

West covina crazy ex girlfriend

A lo largo de cuatro temporadas y más de 100 canciones, Crazy Ex-Girlfriend ha parodiado casi todos los temas y géneros musicales posibles. Se ha burlado sin miedo de todas las grandes estrellas del pop de la era moderna, ha hecho riffs de estilos que van desde el hip-hop hasta el punk-pop, y ha explorado conceptos tanto de alto nivel (el estigma de la enfermedad mental) como de bajo nivel (sexo con la regla, sexo con la regla).

No obstante, aquí está mi intento de clasificar todas las canciones de Crazy Ex-Girlfriend, de la peor a la primera. Algunas reglas básicas: Debido a que se clasifican intrínsecamente en la parte baja, las canciones de menos de 30 segundos no cuentan (lo que elimina muchas de las repeticiones y algunas minitunas como “George’s Turn”); las cuatro canciones principales sí cuentan; y en algunos lugares, he combinado ciclos de canciones o dúos en una sola entrada para facilitar la clasificación.

También he tenido en cuenta el componente visual de cada canción y la calidad de las interpretaciones de los actores: si has escuchado las bandas sonoras de la serie, seguro que te has dado cuenta de que algunas de estas melodías son aire muerto sonoro sin ver lo que hay en la pantalla.

  Cactus en forma de piedra

Pero aunque haya clasificado sus melodías favoritas un poco más abajo de lo esperado, esta lista pretende ser un testimonio de la calidad y el cuidado que Crazy Ex-Girlfriend pone en cada una de sus canciones, muchas de las cuales seguirán resonando en los espectadores mucho después de que deje de emitirse.

Diagnóstico de ex novia loca

En esta época dorada de la televisión, hace falta mucho para que una serie destaque entre los cientos de otras series de gran audiencia que se estrenan cada temporada. Por otra parte, no hay muchos programas que conviertan la caída de la autoestima de su protagonista en una balada de autodesprecio al estilo de Streisand (letra real: “No eres más que una pequeña zorra mentirosa que arruina las cosas… Adelgaza”). O dedica casi tres minutos completos a un número de R&B sobre las horribles medidas que toman las mujeres cuando se preparan para una cita caliente, desde ponerse Spanx hasta depilarse, bueno, todo.

Ahí radica la magia de Crazy Ex-Girlfriend, que llena cada episodio de números musicales tan irresistibles como irreverentes. Según la diseñadora de vestuario de la serie, Melina Root, la creación de trajes para todas esas secuencias de canciones y bailes, además de la compra de los vestuarios diarios del reparto, puede ser todo un reto. A continuación, Root habla de la escena de compras de West Covina, de cómo la protagonista Rebecca Bunch (la cocreadora de la serie Rachel Bloom) intenta continuamente “encontrarse a sí misma” a través de la moda, y de lo que podemos esperar de la segunda temporada. Pista: Beyoncé está involucrada.

  Cactus y sus partes

Enfréntate a tus miedos ex novia loca

Después de cuatro temporadas, “Crazy Ex-Girlfriend” cerró el cancionero de una comedia musical única como nunca antes se había visto en televisión. No se trata sólo de que la serie ofreciera dos canciones originales con sus correspondientes vídeos musicales a la semana -una hazaña en sí misma- o de que esas canciones dieran a la identidad de la protagonista una vida en tecnicolor, llena de rimas y, en ocasiones, desgarradora. Pero en su último episodio, la serie de The CW hace que el papel de las canciones pase de ser un recurso narrativo efectista a ser una parte esencial de la narración. La fantasía se transforma en una realidad emocionante e iluminadora.

En la serie, la triple amenaza Rachel Bloom interpreta a la infeliz pero exitosa abogada Rebecca Bunch, que desea desesperadamente encontrar el amor. Después de cuatro temporadas saliendo con varios hombres, recibiendo un diagnóstico de salud mental, dejando la abogacía para vender pretzels y estableciendo un estado mental más saludable, está lista para el amor, si sólo puede decidir cuál de sus tres pretendientes es el indicado. La única constante de Rebecca a lo largo de este viaje emocional son las canciones que canta en su cabeza, y el final gira en torno a este refugio como la respuesta a la búsqueda de la felicidad de Rebecca.

  Cereus peruvianus monstrose cactus

Estrella infantil loca ex novia

Gacela Emami: Una de mis canciones favoritas de esta temporada es la de la premiere, “Love Kernels”, en la que bromeas sobre cómo te gastaste el presupuesto de producción del programa en hacer esa canción. ¿Hay algo de cierto en eso?

Rachel Bloom: Sí, al cien por cien. Fue un gran golpe porque es lo más meta que hemos hecho hasta ahora, pero con los números musicales se puede llegar a ser un poco meta. Pero sí, ese número fue costoso: fuimos al desierto durante un día en la preproducción para filmar esas amplias escenas del desierto, construimos otro decorado en el escenario con todo ese lujoso y hermoso mobiliario. Sólo el vestuario, especialmente el del cactus, es muy caro. Y es mucho trabajo.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad